Masiva asistencia de público para escuchar la conferencia de Miguel Lorente Acosta

 05·03·2017      IgualdadEducaciónNuestros trabajosFechas señaladas

 

 

El pasado viernes 3 de marzo de 2017 el aula Mergelina de la Universidad de Valladolid estaba con el aforo completo para escuchar la Conferencia de Miguel Lorente Acosta.

Jovenes y mayores, estudiantes, profesores universitarios, mujeres y hombres de todas las edades estuvieron presentes y tuvieron el privilegio de escuchar a este magnifico ponente.

Desde la Asociación Igualdad es Sociedad ASIES de Valladolid, coordinadora del evento, queremos agradecer a la Vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria de la Universidad de Valladolid, Felicidad Viejo Valverde como anfitriona, todas las facilidades prestadas por este organismo para llevar a buen fin este evento.

Asimismo queremos agradecer a la concejala de Educación, Infacia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, Victoria Soto Olmedo, su asistencia y sus palabras que nos dejan la reflexión acerca de que hay que tomar una postura y no mirar hacia otro lado, en cuanto a desigualdad y violencia de género en el ámbito personal y profesional.  El germen de la violencia hacia las mujeres se encuentra en la educación desigual, en los medios de comunicación, en la familia, en las relaciones sociales, es por ello que la ciudadanía debe tomar parte y ser parte ante el rechazo, evitar normalizar esta violencia que se haya inscrita en nuestras prácticas culturales.

Miguel Lorente ha hablado del machismo generador de la violencia de género y nos ha alertado como se va reinventado en el posmachismo para que siga generando impunidad, este posmachismo crea confusión, genera duda y ello nos provoca una distancia en la que la pasividad ante este tipo de violencia es parte de nuestra cotidianidad.

A lo largo de su alocución quiso dejar claro un objetivo: mostrar la realidad de la desigualdad y de la violencia machista, con datos objetivos y con ejemplos vividos muy de cerca; concienciar de la importancia de la cultura y de la educación, desde las aulas y los hogares, para poder terminar con los crímenes machistas, que en España suponen el asesinato de 60 mujeres de media al año; y también realizar una crítica a la forma de actuar la legislación española frente a estos casos.

Aparte nos ha animado a que las acciones que se hagan vayan más allá de las fechas tan señaladas del 8 de marzo o el 25 de noviembre.

Valladolid debe ser una ciudad libre de agresiones machistas, libre de machismo, una ciudad referente en el arduo trabajo hacia la igualdad.